Consejos sobre el síndrome de Raynaud

  1. Llevar siempre abrigo, tanto en verano como en invierno, reforzándolo en ésta última.
  2. No fumar.
  3. Mantener las manos humectadas; las manos secas se lesionan más fácilmente.
  4. Ser regular en las consultas con su reumatólogo y otras especialidades afines, cumpliendo con estudios solicitados y los tratamientos indicados.