Se cree que existe una predisposición genética que, unida a factores de riesgo, provocan la artrosis. A veces la enfermedad comienza porque el cartílago pierde su capacidad de amortiguar el peso que recibe el hueso. Otras veces aparece luego de una infección o traumatismo en las articulaciones.

El factor de riesgo más conocido es la edad. Sin embargo, algunos tipos de artrosis se desarrollan en adultos jóvenes. La obesidad es el principal factor de riesgo de artrosis de rodilla.