La gota es causada por un defecto del metabolismo que ocasiona aumento de la producción o disminución de la eliminación de ácido úrico. No en todos los pacientes se logra conocer la causa precisa de este defecto.

Puede asociarse con factores que la desencadenen o agraven como la obesidad, enfermedades renales, enfermedades sanguíneas, enfermedades de la piel como psoriasis, abuso de bebidas alcohólicas, hábitos dietéticos, y numerosos remedios como diuréticos, algunos antiinflamatorios, vitaminas del complejo B y otros.