1. La gota no tratada puede conducir a artritis, tofos, cálculos en el riñón y daño renal.

2. Conocer los valores de ácido úrico en sangre y orina de 24 hs ayuda al diagnóstico y seguimiento de esta enfermedad.

3. La dieta es uno de los pilares del tratamiento.
Existen medicamentos que aumentan el ácido úrico y pueden provocar o empeorar síntomas de gota. Su médico debe conocer todos los remedios que Ud. ingiere.

4. CONSULTE A UN ESPECIALISTA EN REUMATOLOGÍA, es el único que puede guiarlo para un correcto control de su enfermedad.