La causa se desconoce. Los investigadores han estudiado una gran cantidad de posibles mecanismos que provocarían la enfermedad, incluyendo alteraciones en el sueño y de los músculos, disfunciones psicológicas y de la conducción nerviosa.