DOLOR:
La Fibromialgia ocasiona dolores generalizados (“me duele todo, de la cabeza a los pies”), de intensidad variable que en ocasiones interfieren con las actividades de la vida diaria.
En el examen realizado por un especialista es posible detectar “puntos de sensibilidad al dolor” localizados en áreas específicas.

CANSANCIO:
Es otro de los síntomas que con mayor frecuencia se presenta en esta enfermedad (de ligero a agotamiento marcado como en la gripe).

RIGIDEZ:
O “envaramiento” generalizado.

TRASTORNOS DEL SUEÑO:
Es habitual que la paciente refiera amanecer cansado a pesar de haber dormido las horas suficientes. Es lo que se conoce como “sueño no reparador”.

TRASTORNOS DEL HUMOR:
Depresión y ansiedad son los síntomas más comunes.

PARESTESIAS:
Sensaciones de “ardor”, “hormigueos”, “electricidad”.

OTROS:
Colon y vejiga irritable, migrañas, cambios de coloración en puntas de dedos, sequedad de boca y ojos.