La Fibromialgia es una entidad real. Muchos médicos creen que la paciente está “imaginando”.
Los especialistas de este Centro sabemos que la paciente sufre y quiere resolver su problema y por ello ponemos todo nuestro empeño para que eso suceda. Del otro lado y para que esto funcione, necesitamos un paciente que participe activamente en el manejo de su enfermedad. No existe la  “cura mágica” pero nos abocamos para que el paciente logre la mejor calidad de vida posible.

1. Busque información sobre la FIBROMIALGIA
El conocimiento de esta patología le ayudará para comprender lo que está sintiendo. Vivimos en la era del acceso fácil a la información. Consulte con su médico las dudas que pudieran surgir o solicítele material relacionado a este tema.
2. Participe activamente en el manejo de su enfermedad
Comprométase con el cuidado de su salud. Ayude a su médico a definir que actividades pueden contribuir a hacer más fácil la convivencia con esta enfermedad.
3. No se sienta frustrada ante una pobre respuesta al tratamiento
El tratamiento de esta afección puede ser frustrante, tanto para la paciente y su familia como para su médico. Muchos médicos creen que la paciente está “imaginando”. Muchas pacientes demandan la “cura mágica” que sabemos no existe. En ocasiones es necesario ir probando distintas terapéuticas por lo que la paciencia suele ser una buena aliada para lograr encontrar el mejor tratamiento que resulte beneficioso para Ud.