Cuando da síntomas, aparecen dolores debido a aplastamiento vertebral o fracturas. Hasta entonces, la enfermedad puede no presentar síntomas.

También pueden notarse: disminución en la altura, dolor intenso de espalda o la formación de una joroba (cifosis) con abultamiento del abdomen.

El diagnóstico se hace en base a un estudio que se llama: densitometría ósea. La densitometría ósea por DEXA en columna y caderas permite obtener valores objetivos que permiten hacer el diagnóstico de osteoporosis y luego el seguimiento del tratamiento.