• Concurra al oculista al menos una vez al año.

• Camine con cuidado y con calzado seguro.

• Mantenga bien iluminado el lugar donde vive.

• Mantenga despejado de objetos el piso por donde usted camina.

• Utilice el bastón o el andador si se siente inseguro al caminar.

• Ponga pasamanos y gomas antideslizantes en la ducha.

• Evite el uso innecesario de psicofármacos (tranquilizantes).