El tratamiento varía según cada paciente, y comienza con una buena comunicación médico-paciente, para entender la enfermedad, sacar dudas y educar a la familia.

Incluye reposo (cuando haya crisis de dolor), ejercicios (cuando se está sin crisis), terapia física, ocupacional, utilización de aparatos de ayuda, etc.

 

El tratamiento con medicamentos se realiza con:

• Analgésicos / antiinflamatorios.

• Corticoides.

• Drogas modificadoras de la enfermedad: Ejemplos: metotrexato, hidroxicloroquina, leflunomina, sulfasalazina, etc.

• Biológicos: estos medicamentos son hechos por ingeniería genética; están a la venta desde 1999. Han demostrado ser muy efectivos para tratar la artritis.

Inhibidores de la Janus kinasa.

 

El reumatólogo sabe cuál es el tratamiento más apropiado para usted.